Factores clave para escoger una empresa desarrollo de aplicaciones móviles

En la actualidad, las empresas de todo el mundo buscan las mejores fórmulas para renovarse, mantenerse al día y seguir ofreciendo a sus clientes el mejor servicio. Una de las formas más utilizadas en el ámbito corporativo para renovarse y mejorar su posicionamiento estratégico es pivotar el negocio hacia el desarrollo de una aplicación

Las compras online, el servicio a domicilio o la personalización de productos son solo algunas de las opciones que miles de empresas en el mundo han implementado ya para ofrecer a su público una opción real y de calidad a través de una aplicación. Es cierto que cada vez más empresas apuestan por incluir sus servicios o productos dentro de una app pero, ¿qué hace falta para desarrollar un sistema como una aplicación?

Hoy en día, muchas empresas desarrollo apps ofrecen sus servicios dentro del ámbito corporativo para que cientos de negocios puedan ver hecho realidad su próximo paso estratégico. No obstante, somos conscientes de que todavía muchas personas no conocen este mundo y, si bien querrían aplicarlo a su propia empresa, no saben muy bien por donde empezar. 

Por todo esto, en el día de hoy nos hemos propuesto desgranar esas claves que pueden servir a todo tipo de empresas para escoger a un equipo de desarrolladores de apps que les den una solución para su negocio. 

¿Qué tipos de aplicaciones existen?

Está claro que cada empresa buscará una aplicación lo más personalizada posible, que dé salida a sus productos o servicios y que ofrezca una alternativa sencilla y rápida para sus clientes. Sin embargo, dentro de estos parámetros, normalmente se suelen trabajar tres tipos de aplicaciones, con las que se puede sacar el máximo partido a una idea de negocio. 

El primer tipo serían las aplicaciones web-app, en las que simplemente se clona la web corporativa en una aplicación, como si fuese un acceso directo a la web desde el escritorio de un smartphone o PC. 

El segundo tipo serían las aplicaciones nativas son apps desarrolladas desde cero en el lenguaje nativo (Android o iOs, por lo general). Estas aplicaciones son totalmente personalizables, podemos incluir en ellas todo tipo de funcionalidades y tienen mejor rendimiento para los usuarios. 

Y, por último, el tercer tipo serían las aplicaciones híbridas. Son apps que se pueden utilizar para cualquier sistema operativo, es decir, se desarrollan una única vez y automáticamente se pueden utilizar, por ejemplo, tanto en Android como en iOs, sin necesidad de tener una aplicación para cada sistema. 

El método de trabajo importa

Después de conocer a qué tipo de aplicaciones corporativas podemos optar al contratar una empresa de desarrollo de apps, otra de las cuestiones importantes también es conocer el método de trabajo de la empresa escogida. 

En este sentido, si vamos a invertir nuestros beneficios en una nueva línea para nuestro negocio, es importante que la empresa que vamos a contratar nos certifique su método de trabajo. De esta forma, podremos saber qué fases vamos a pasar y podremos tener la confianza de que el equipo de desarrollo esté siguiendo unos pasos técnicos que darán resultado. 

Análisis y planificación

Cuando cerramos un proyecto con una empresa de desarrollo de aplicaciones, lo más importante es llevar a cabo unos primeros pasos técnicos y enfocados. Para esto, es imprescindible que la empresa nos presente un sistema de análisis y planificación, a través del cual estaremos informados sobre todas las fases del proceso. 

Además, también se deben incluir una serie de reuniones para establecer la definición de la aplicación, las funcionalidades que se requieren o las expectativas del público objetivo que finalmente dará uso a la aplicación. De esta manera, se sientan unas bases sólidas para obtener un resultado adaptado y con resultados positivos. 

Diseño y desarrollo

La siguiente fase que cualquier empresa de desarrollo debería asegurar es la de diseño y desarrollo. Aquí, los creativos y diseñadores crearán el estilo de la aplicación, centrándose en la imagen corporativa así como en ofrecer un alto nivel de experiencia de usuario. 

Del mismo modo, en esta fase también se trabaja en las funcionalidades y la construcción de la aplicación, teniendo en cuenta los puntos aclarados en la primera fase y desarrollando una aplicación que verdaderamente se adapte a las necesidades del negocio y sus clientes. 

Prueba y verificación

Uno de los pasos imprescindibles que nos deben asegurar desde la empresa de desarrollo de apps es el de la fase de testing. A través de este punto, se analizan y prueban todas las funcionalidades desarrolladas en la aplicación, de manera que se pueda verificar que todo funciona de manera correcta y se establezcan puntos de mejora o se desarrollen soluciones a los problemas encontrados en la app. 

Publicación y soporte

Casi para terminar, la empresa de desarrollo de app debe conseguir las licencias para publicar la aplicación en las diferentes plataformas y tiendas de apps que puedan existir, desde las clásicas Apple Store o Google Play hasta necesidades más concretas como pueden ser otras tiendas y plataformas alternativas. 

Y, por último, el soporte, quizás uno de los servicios clave que nos asegurará que todo el proceso de desarrollo, publicación y uso se lleva a cabo de la manera más exitosa y resolutiva. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

− 1 = 6