El ambiente de una oficina mejora con el control óptimo de la temperatura

La temperatura en la oficina es uno de los factores que más influye en el bienestar del trabajador y en su productividad. Asegurar el confort a nivel térmico es la clave para los empresarios que se preocupan por ofrecer a los trabajadores un ambiente de trabajo agradable que les haga desempeñar el trabajo de forma eficiente

En la percepción de la temperatura, influyen varios factores, entre los que se encuentran la temperatura exterior, la temperatura interior, así como la circulación del aire y la humedad en el ambiente. Además de estos agentes, cada trabajador tiene unas percepciones personales que varían en función de su metabolismo, preferencias o incluso la ropa que lleven.

Pero, en líneas generales, un ambiente equilibrado, evitando temperaturas extremas o incómodas será beneficioso para todo el equipo. Regular este factor en los entornos de trabajo sin pecar en el exceso del gasto energético es el objetivo que debe perseguir y alcanzar cualquier organización empresarial, independientemente del tamaño que tengan sus instalaciones.

¿Cuál es la temperatura ideal en la oficina?

Por todos los motivos enumerados anteriormente, conseguir el confort término en términos absolutos para todos los trabajadores es prácticamente imposible. Sin embargo, la flexibilidad de adaptación humana a diferentes rangos de temperatura permite acercarse a la que sería la ideal.

Diversos estudios al respecto afirman que es mejor decantarse por un rango de temperaturas más bajo que uno más alto, sin llegar a los extremos. Una temperatura idónea paraun clima de trabajo productivo se encuentra entre los 16 y los 24 grados, aunque es mejor estar entre los 21 y los 23 grados centígrados.

A la hora de regularla, si se decanta por mayor calor, la productividad cae hasta un 6%, mientras que, si se elige un rango más bajo, el descenso es de solo el 4%.

Teniendo en cuenta la complejidad del confort térmico del espacio de trabajo y su alta influencia en el rendimiento de los trabajadores, es importante incluir todos los elementos que lo favorezcan una oficina. Además de los distintos aparatos que se puedan instalar o contar con una ventilación adecuada, la clave está en el aislamiento térmico.

Mejores materiales aislantes para mantener una temperatura estable en la oficina 

Uno de los aspectos más importantes para conseguir una oficina con una buena calidad térmica y, por ende, más productiva, es que cuente con un buen aislamiento térmico. Los materiales aislantes utilizados en su construcción permiten evitar las pérdidas o ganancias de temperatura en área de trabajo, con el consiguiente ahorro energético.

En este sentido, no solo se consigue mejorar el bienestar de los empleados y la productividad, sino que se contribuye a la mejora del medioambiente. Siendo este, uno de los grandes perjudicados por el consumo energético y posiblemente, el reto más ambicioso y urgente al que se enfrentan las sociedades del siglo XXI.

Lana de roca

De entre los mejores aislantes la lana de roca destaca de manera sobresaliente por las grandes prestaciones térmicas y acústicas que ofrece, siendo también ignífuga, es decir, con una gran resistencia a arder.

El panel de lana de roca está compuesto por un núcleo aislante y dos capas externas. En el interior se encuentra un compuesto mineral fabricado con roca volcánica. Se trata de un recurso que abunda en la naturaleza, de carácter reciclable y biodegradable, por lo que es amigable con el medio ambiente.

Entre sus propiedades destaca que es un excelente aislamiento térmico y acústico, ignífugo, que evita el desarrollo de microorganismos y muy duradero, pudiendo llegar hasta los 100 años en perfectas condiciones.

Sus excelentes propiedades como aislante térmico y acústico se deben a su estructura esponjosa y a su porosidad. El aire en su interior es el que se encarga de romper el puente térmico evitando el intercambio de temperatura de afuera hacia dentro y viceversa.

Según se puede leer en la información que aporta el fabricante:

  • El aglutinante es una resina a base de agua de dextrosa (sin formaldehído) que se polimeriza en resina solida durante la fabricación del producto final de lana de roca.
  • Los productos de lana de roca ROCKWOOL® cumplen con los requerimientos nacionales en la UE con respecto a emisiones hacia ambiente interior. Los productos de lana de roca ROCKWOOL® apenas producen impacto en los niveles de emisiones en edificios. Salthammer et al. 2010 observa que “la presencia de lana mineral no tuvo ninguna influencia en el nivel de formaldehído en la casa”.

Otros aislantes térmicos

Otros materiales utilizados para conseguir el confort de temperatura deseado en los edificios son la lana mineral, la fibra de vidrio, la espuma de poliuretano, el poliestireno expandido y el poliestireno extruido.

Lana mineral

La lana mineral es un producto muy similar a la lana de roca y la fibra de vidrio que según su fabricante Knauf Insulation,  está libre de formadehídos y fenoles y cuentan con los certificados más estrictos de calidad de aire interior, Eurofins Gold. Por lo que las hace idóneas para proyectos con fines medioambientales bajo sellos LEED, BREEAM, WELL y/o Passivhaus.

Fibra de vidrio

Es un producto de origen natural y mineral compuesto por filamentos de vidrio que se aglutinan mediante una resina. Presenta una alta resistencia a la humedad y posee propiedades ignífugas. La lana de vidrio se encuentra en el mercado en forma de paneles y de mantas.

En la web del fabricante Isover se puede leer lo siguiente:

  • Según la agencia internacional para la investigación sobre el cáncer (IARC) . que forma parte de la Organización Mundial de la Salud – las lanas minerales para aislamiento “no están clasificadas en cuanto a su capacidad para producir calificadas como cancerígenas, según la norma (CE) 1272/2008. Esta exoneración es comprobada y certificada regularmente por el Consejo de Certificación Europea para las lanas minerales: todos los productos de lanas minerales de ISOVER disponen del certificado Euceb y del certificado RAL para el mercado alemán.
  • Analizados según los estándares de la ISO 16000, los productos de lana de vidrio de ISOVER emiten una cantidad muy baja de formaldehido. En varios países, los productos de lana de vidrio ISOVER están certificados por los institutos independientes tales como Greenguard (EE.UU.), Der Blaue Engel (Alemania) o RTS M1 (Finlandia). Mientras que una gran cantidad de ensayos realizados por expertos laboratorios independientes han demostrado en muchos países que los productos de lana de vidrio son una fuente insignificante del formaldehido que se encuentra en los edificios.

Espuma de poliuretano

Se trata de un material compuesto a base de petróleo y azúcar, que da lugar a una espuma rígida y ligera con poca conductividad térmica. Su principal característica es la gran adherencia que presenta sobre diferentes superficies y su escasa absorción de humedad. Entre sus ventajas más destacadas destaca su fácil aplicación, ya que se utiliza para rellenar cámaras y huecos con una pistola.

Poliestireno expandido

Este otro es de origen sintético y su principal característica es su versatilidad, por lo que es muy empleado en la construcción. También es conocido como Porex pan o corcho blanco y se usa tanto en el aislamiento térmico como para aligerar la densidad en las construcciones.

Poliestireno extruido

El poliestireno extruido es muy similar al expandido, pero cuenta con otras propiedades. La principal de ellas es que puede mojarse, por lo que es frecuente como recurso para impermeabilizar cubiertas. Presenta una gran resistencia al hielo y deshielo, así como a los esfuerzos mecánicos. Los principales usos que recibe es como material aislante en techos, cubiertas, muros, etc. …

Si tienes en cuenta todas estas consideraciones, ya solo te falta añadir alguna comodidad en tu puesto de trabajo donde un buen reposapiés y un soporte para tu portatil sin duda mejorarán de forma exponencial tu calidad de trabajo y confort.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

22 + = 30